Plan de Estudios

El sistema británico se basa en la adquisición de habilidades más que en la acumulación de conocimientos. Por ello, es muy práctico, creativo y se apoya de manera significativa en el juego. 

Entre los niños se anima la participación, la iniciativa, el liderazgo, la seguridad en sí mismos y se ejercitan habitualmente en desempeños tan esenciales como hablar en público. 

Los alumnos están continuamente dirigiendo su propio aprendizaje y a partir de los últimos cursos de Secundaria realizan elecciones sobre las asignaturas que van a cursar e incluso la carga lectiva.